¿CÓMO AFECTA LA COVID AL RENDIMIENTO FÍSICO?

Swipe to the left
¿CÓMO AFECTA LA COVID AL RENDIMIENTO FÍSICO?
7 de mayo de 2021 2156 veces visto

La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) es una infección viral que se desarrolla tras el acceso del síndrome respiratorio agudo severo-coronavirus-2 (SARS-CoV-2) al tracto respiratorio, caracterizada por una rápida transmisión de persona a persona (Ali &Kunugi, 2021). Los estudios describen una amplia variedad de presentaciones clínicas que van desde la ausencia de síntomas hasta la gripe leve, neumonía con insuficiencia respiratoria aguda y síndrome de dificultad respiratoria aguda, que requieren ingreso en la unidad de cuidados intensivos (Zampogna et al.,20201).

Aquellas personas que han superado satisfactoriamente la enfermedad se ven expuestas a una serie de síntomas posteriores. El dolor muscular, la fatiga y la debilidad son síntomas reportados en la COVID-19, independientemente de la gravedad del cuadro clínico. Los datos todavía son limitados sobre cómo afecta al músculo esquelético en la etapa posterior al alta hospitalaria.  (Paneroni et al., 2021)


DETERIORO FÍSICO DESPUÉS DE PASAR LA COVID-19


Los pacientes post-COVID-19 pueden tener un funcionamiento físico deteriorado cuando son dados de alta en casa, incluso después de una movilización temprana. La fase de rehabilitación posterior es clave para favorecer una buena recuperación. (Belli et al., 2020)

Los recientes estudios (Paneroni et al.,2021) observan una alta prevalencia de debilidad muscular y deterioro del rendimiento físico en pacientes en  fases de recuperación de una neumonía por COVID-19. Incluso en aquellas personas sin ninguna limitación motora previa. A pesar de las limitaciones clínicas, estos hallazgos sugieren fuertemente la necesidad de una evaluación y  seguimiento de la función física de las personas que han superado la enfermedad.


Belli y colaboradores (2020) reportan el primer estudio que informa un funcionamiento físico bajo y un rendimiento deficiente de las actividades de la vida diaria en pacientes con COVID-19 que sobrevivieron a la hospitalización. Además, los pacientes con COVID-19 dados de alta a domicilio después de la hospitalización, tienen una clara necesidad de intervenciones de rehabilitación. (Ali &Kunugi, 2021) Así mismo, se ha demostrado que la rehabilitación pulmonar posterior a la hospitalización es segura y beneficiosa (por ejemplo, resulta en mejor funcionamiento físico y calidad de vida) (Belli et al., 2020)



COVID Y SARCOPENIA


La sarcopenia aguda es una afección poco reconocida de insuficiencia muscular, definida por la disminución de la función y / o cantidad muscular dentro de los seis meses, generalmente después de un evento estresante. Es un fenómeno recurrente en personas que han pasado la COVID-19. Las personas mayores y los pacientes más graves son los que corren mayor riesgo. La investigación ahora se está centrando en las consecuencias de este tipo de sarcopenia a largo plazo. El mantenimiento de la masa muscular debe ser una prioridad para mejorar la salud. Al mismo tiempo, los médicos deben ser cada vez más conscientes de la afección y las mediciones de la fuerza muscular y el entrenamiento físico deben integrarse en la práctica clínica. (Welch et al., 2020)

infisport-blog-como-afecta-la-covid-al-rendimiento-fisico

El músculo esquelético, que es el tejido corporal más grande involucrado en el metabolismo de la glucosa, parece estar entre los tejidos más afectados por el SARS-CoV-2. El dolor muscular es uno de los síntomas clave que se desarrollan durante los primeros tres días de la infección en las personas que son hospitalizadas por contraer el SRAS-CoV-2. Los estudios indican que la mialgia (dolor muscular) es el tercer síntoma más común (después de la fiebre y la tos que no remiten) en personas con COVID-19. La duración de la mialgia depende principalmente de la gravedad de la enfermedad. (Ali &Kunugi, 2021)



CONSECUENCIAS A LARGO PLAZO DE LA LESIÓN MUSCULAR EN PACIENTES CON COVID-19


Los informes longitudinales de pandemias de SRAS anteriores (por ejemplo, SRAS-2002 y MERS) mostraron que, en comparación con los adultos sanos de la misma edad y sexo, los supervivientes de infecciones por SRAS moderadas y graves expresan disfunciones cardiorrespiratorias y musculoesqueléticas. De interés, los participantes que fueron hospitalizados durante tres semanas manifestaron reducciones del 32% y 13% en la fuerza de agarre y en las pruebas de caminata de 6 minutos, respectivamente, incluso de 2 a 3 meses después del alta del hospital.  (Ali &Kunugi, 2021)



CONCLUSIONES


La necesidad de rehabilitar cardiorespiratoriamente y muscularmente a las personas que han sufrido COVID-19 es un hecho. Los programas de entrenamiento deben incluir tareas orientadas en este aspecto, adecuadas al nivel físico de cada persona, los días de hospitalización si los hubiera habido y a la gravedad de los síntomas.




Bibliografía:

● Ali, A. M., & Kunugi, H. (2021). Skeletal muscle damage in COVID-19: A call for action. Medicina57(4), 372.

● Zampogna, E., Migliori, G. B., Centis, R., Cherubino, F., Facchetti, C., Feci, D.,. & Visca, D. (2021). Functional impairment during post-acute COVID-19 phase: Preliminary finding in 56 patients. Pulmonology.

● Paneroni, M., Simonelli, C., Saleri, M., Bertacchini, L., Venturelli, M., Troosters, T.,. & Vitacca, M. (2021). Muscle strength and physical performance in patients without previous disabilities recovering from COVID-19 pneumonia. American journal of physical medicine & rehabilitation100(2), 105-109.

● Belli, S., Balbi, B., Prince, I., Cattaneo, D., Masocco, F., Zaccaria, S.,. & Spruit, M. A. (2020). Low physical functioning and impaired performance of activities of daily life in COVID-19 patients who survived hospitalisation. European Respiratory Journal56(4).

● Welch, C., Greig, C., Masud, T., Wilson, D., & Jackson, T. A. (2020). COVID-19 and acute sarcopenia. Aging and disease11(6), 1345.


Jaime González Mancha I Especialista en entrenamiento y nutrición deportiva.
Redactor Técnico de Infisport