CROSSFIT: CIENCIA Y EXPERIENCIA ¿EXISTE MÁS RIESGO DE LESIÓN?

Swipe to the left
CROSSFIT: CIENCIA Y EXPERIENCIA ¿EXISTE MÁS RIESGO DE LESIÓN?
9 de noviembre de 2021 415 veces visto

Una de las disciplinas de entrenamiento con más afición y fidelización por parte de sus practicantes es el CrossFit. En este post https://www.infisport.com/blog/cross-training ya hablamos de los principales detalles que hacen a esta actividad tan característica (recordemos que CrossFit es la marca, y “crosstraining” engloba al concepto general). Para entrenar y competir en CrossFit son necesarias cualidades como la fuerza y la resistencia, de igual modo, demanda un control técnico elevado para realizar determinados gestos y habilidades. A priori puede resultar compleja su práctica, sin embargo con una planificación adecuada de los entrenamientos, es posible adquirir un buen nivel y disfrutar del entrenamiento. ¿Corremos más riesgo de lesión por hacer CrossFit?


LO QUE NOS DICE LA CIENCIA

A pesar de que el CrossFit es reconocido como uno de los modos de entrenamiento funcional más populares en el mundo, existen más de 14.000 gimnasios afiliados¹, los datos científicos no son abundantes y en su mayoría muy novedosos² . Si introducimos el término “CrossFit” en Pubmed (uno de los principales buscadores científicos) hallamos 256 resultados únicamente, de los cuales 205 son del año 2018 en adelante. Esto indica que una gran parte del conocimiento se ha obtenido de la propia experiencia (igual que ocurre en muchas disciplinas, la ciencia corrobora la intuición de los entrenadores).


      El HIIT más popular. CrossFit también se considera una opción para el entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT). En consecuencia, HIIT se ha convertido en una de las 3 principales tendencias de fitness a nivel mundial desde 2013 según la encuesta anual de American College Sports Medicine (ACSM).²


LOS BENEFICIOS DEL CROSSFIT

El paradigma de entrenamiento CrossFit puede resultar beneficioso para mejorar la salud y las medidas de rendimiento fisiológico. Existe evidencia científica de mejoras en la fuerza, la capacidad aeróbica y anaeróbica y la producción de potencia. Mejorando también las siguientes variables de salud: composición corporal, presión arterial diastólica y frecuencia cardíaca en reposo. Estas mismas variables y medidas se han correlacionado significativamente con la mejora del rendimiento físico y pueden desempeñar un papel en el rendimiento deportivo CrossFit.³


¿PUEDE EXISTIR MÁS RIESGO DE LESIÓN POR PRACTICAR CROSSFIT?

infisport-blog-crossfit-ciencia-y-experiencia



Esta revisión sistemática y metaanálisis², incidió en el posible "riesgo desproporcionado de lesiones musculoesqueléticas de estos programas exigentes, en particular para los participantes novatos". ¿Cuáles son las causas de ese riesgo aumentado para la gente inexperta? El entrenamiento requiere una técnica de nivel avanzado durante las repeticiones máximas, sin descansos adecuados entre series, así como un tiempo de recuperación insuficiente entre cargas de alto volumen y sesiones de entrenamiento. Esta situación de sobrecarga puede provocar fatiga temprana, una ejecución técnica incorrecta, todo ello asociado con una progresión inadecuada de la carga de entrenamiento. Todo ello aumenta el riesgo de lesiones por uso excesivo, sobrecarga y sobreentrenamiento.²

Sin embargo, aunque pueda parecer una actividad muy lesiva, los hallazgos reportados en la literatura actual⁴ sugerirían que CrossFit tiene un riesgo de lesiones relativamente bajo. La revisión actual destaca tres factores importantes asociados con la incidencia de lesiones en CrossFit:

      Frecuencia de entrenamiento.

      Tiempo de experiencia practicando CrossFit.

      Deportistas que compiten en CrossFit.



¿QUÉ PODEMOS HACER PARA NO LESIONARNOS?

Aquí reside una de las claves para disfrutar del CrossFit con garantías: la monitorización individual de la carga de entrenamiento para minimizar los riesgos de lesión². Lo cual se convierte en un desafío para los entrenadores y técnicos ya que no es sencillo poder controlar a varias personas simultáneamente con escasos medios tecnológicos. Sin lugar a dudas la evolución de la actividad pasa por este prisma, del cual esperamos tener más datos en el futuro para poder precisar con detalle la planificación y control de los entrenamientos.


 


Bibliografía:

www.crossfit.com 

Claudino, J. G., Gabbett, T. J., Bourgeois, F., de Sá Souza, H., Miranda, R. C., Mezêncio, B., ... & Serrão, J. C. (2018). CrossFit overview: systematic review and meta-analysis. Sports medicine-open, 4(1), 1-14.

3 Dexheimer, J. D., Schroeder, E. T., Sawyer, B. J., Pettitt, R. W., Aguinaldo, A. L., & Torrence, W. A. (2019). Physiological performance measures as indicators of crossfit® performance. Sports, 7(4), 93.

4 Gardiner, B., Devereux, G., & Beato, M. (2020). Injury risk and injury incidence rates in crossfit: a brief review. The Journal of sports medicine and physical fitness.


Jaime González Mancha I Especialista en entrenamiento y nutrición deportiva. 
Redactor Técnico de Infisport