DIABETES Y DEPORTE: NUTRICION EFECTIVA

Swipe to the left
DIABETES Y DEPORTE: NUTRICION EFECTIVA
17 de febrero de 2020 932 veces visto

La relación deporte y diabetes puede generar dudas al deportista que padezca esta afección ¿es bueno? ¿qué cantidad de carbohidratos puedo tomar? ¿cuándo es el mejor momento? son algunas de las preguntas típicas.

En el mundo del deporte existen grandes deportistas con esta patología, algunos ejemplos son el campeón olímpico de boxeo Joe Frazier, Nacho,  futbolista de la Selección Española y R. Madrid, Billie Jean King tenista campeona de 12 títulos de Grand Slam, entre otros.

Desgraciadamente, debido a los malos hábitos alimenticios y a la falta de actividad física, el número de personas con diabetes mellitus en España, al igual que en otros países de nuestro entorno, se está incrementando. Existen dos tipos de diabetes mellitus, tipo I y tipo II, las cuales se diferencian principalmente:

 

Diabetes Tipo I

Diabetes Tipo II

 Requiere administración de insulina de   forma externa.

 En ocasiones requiere administración     de insulina, pero no por norma general.

 No requiere administración de   antidiabéticos orales

 Requiere administración de   antidiabéticos orales en caso de que no   se responda al plan de dieta y ejercicio.

 Requiere un control de la dieta. Se   debe ajustar la dosis de insulina a la   cantidad de alimentos que se planean   ingerir

 Muy relacionada con la obesidad y el   sedentarismo. La dieta debe planificarse

 Requiere actividad física para evitar   complicaciones de la diabetes

 La actividad física es parte del   tratamiento y se aconseja como modo   de vida saludable

 Se debe llevar un control de los niveles   de azúcar en sangre a diario

 Se debe llevar un control de los niveles   de azúcar en sangre periódicamente

 

La práctica de ejercicio físico no solo es buena para el diabético, sino que es necesaria siempre que este adaptada a las capacidades y/o complicaciones (pie diabético…) de cada uno. Por ejemplo, ante la presencia de pie diabético, se practicarán ejercicios sin impactos, como nadar, ir en bicicleta, u otros que impliquen solamente actividad del tren superior como el remo. Otro grupo de deportistas que tendrán que tener especial cuidado, son aquellos que practiquen buceo. El diabético es propenso al desarrollo de enfermedad obstructiva de las arterias y esta mala irrigación (intercambio de gases), aumenta el riesgo de enfermedad descompresiva.

diabetes-y-deporte-nutricion-efectiva

Entre los beneficios de la práctica deportiva se encuentran: reducción de los niveles de glucosa en sangre, baja la presión arterial, mejora la circulación sanguínea, controla el peso favoreciendo la quema de calorías, mejora el estado anímico, etc…


CARBOHIDRATOS, ANTES, DURANTE Y DESPUÉS


Como hemos comentado en anteriores posts, la fuente principal de energía del deportista provendrá de los carbohidratos endógenos, almacenados en forma de glucógeno o bien, los suministrados a partir de la dieta.

Diversos estudios5 sugieren que las dietas con un bajo índice glucémico, combinadas con el ejercicio físico, en el paciente con diabetes mejoran la glucemia basal, disminuyen la insulinorresistencia, mejoran la resistencia muscular y favorecen el consumo de grasas.

Se recomienda que los 3 días previos a la competición se realice una sobrecarga de carbohidratos, la pauta habitual consiste en aportar entre 8 y 12 g/kg de peso/día. Esta ingesta debe suponer entre el 70 y el 85% de energía de la dieta. Además, los estudios6 indican que la toma de 5 mg/kg de cafeína antes del ejercicio disminuye la incidencia de hipoglucemia durante y después del mismo.

Una revisión de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN)3 indica que antes de iniciar la práctica deportiva debe medirse la glucemia capilar. Si es inferior a 100 mg/dl, se aconseja tomar un suplemento de 10-20 g de HC de absorción lenta en aquellos pacientes tratados con insulina o secretagogos1. Los pacientes que realizan otros tratamientos con bajo riesgo de hipoglucemia, en general, no precisan suplementación de HC previa al ejercicio. Si la glucemia es inferior a 70 mg/dl debería posponerse la práctica deportiva hasta conseguir niveles por encima de 100 mg/dl.

Durante la actividad física, aparte de mantener una buena hidratación, la ingesta de carbohidratos es otro de los pilares clave; el cual dependerá de la duración e intensidad del ejercicio y esta a su vez del aporte de insulina y tipo de carbohidrato (alto o bajo índice glucémico).

Ajuste de insulina y suplementos hidratos de carbono durante la práctica deportiva*

DURACIÓN EJERCICIO

INTENSIDAD

EJERCICIO

<1 h

1-2,5 h

+ 2,5 h

Insulina**

HC

Insulina**

HC

Insulina**

HC

Baja

Reducir 20% basal posterior. Rápida sin cambios.

30-60 g GL

Reducir 30% basal previa***

30-40 g GL /h

Reducir 30% basal previa***

Reducir 0-50% rápida previa***

30-40 g HCL/h

Moderada

Reducir 20% basal posterior. Rápida sin cambios.

30-60 g GL

Reducir 30% basal previa***

40-50 g GL /h

Reducir 30% basal previa***

Reducir 0-50% rápida previa***

30-50 g HCL/h

Alta

Reducir 20% basal posterior. Rápida sin cambios.

30-60 g GL

Reducir 30% basal previa***

Reducir 50% rápida previa

50-60 g GL/h

Reducir 30% basal previa***

Reducir 0-50% rápida previa***

50-60 g HCL/h

*Se trata de una pauta orientativa y cada sujeto realizara autoanálisis para individualizar cada caso. **Se recomienda utilizar como insulina basal análogos de acción prolongada. ***Fundamentalmente en deportes aeróbico.  GL: Glucosa; HC: Hidratos de Carbono; HCL: Hidratos de carbono de absorción lenta.

Una vez finalizado el deporte, es aconsejable medir la glucemia y, si fuera inferior a 120 mg/dl, ingerir 15-20 g de HC de bajo IG4, tanto en DM1 como en DM2 tratada con insulina o secretagogos. En deportistas de competición, el período de recuperación es muy importante, ya que el glucógeno muscular debe resintetizarse, siendo un proceso dependiente de la insulina. En estos casos se aconseja la toma de 1-1,5 g/kg de HC lo antes posible tras finalizar el ejercicio, ya que la reposición del glucógeno muscular es más efectiva2.


Bibliografía:

1American Diabetes Association.Foundations of care: Education, nutrition, physical activity, smoking cessation, psychosocial care, and immunization. Sec. 4. In Standards of Medical Care in Diabetes 2015. Diabetes Care. 2015;38 Suppl. 1:S20---30.

2 Gallen IW, Hume C, Lumb A. Fuelling the athlete with type 1 diabetes. Diabetes Obes Metab. 2011;13:130---6.

3 Gargallo-Fernandez M, Escalada San Martín J, Gómez-Peralta F, Rozas Moreno P, Marco Martínez A, Botella-Serrano M, Tejera Pérez C, López Fernández J. Recomendaciones clínicas para la práctica del deporte en pacientes con diabetes mellitus (Guia RECORD). Grupo de Trabajo de Diabetes Mellitus de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). Endocrinal Nutr. 2015;62(6):e73-e93

4 Mezquita-Raya P, Reyes-García R, Moreno-Pérez O, Muñoz-Torres M, Merino-Torres JF, Gorgojo-Martínez JJ, et al., Diabetes Mellitus Working Group of the Spanish Society of Endocrinology and Nutrition (SEEN). Position statement: Hypoglycemia management in patients with diabetes mellitus. Endocrinol Nutr. 2013;60:517.

5 Stephenson EJ, Smiles W, Hawley JA. The relationship between exercise, nutrition and type 2 diabetes. Med Sport Sci. 2014;60:1---10.

6 Whitehead N, White H. Systematic review of randomised controlled trials of the effects of caffeine or caffeinated drinks on blood glucose concentrations and insulin sensitivity in people with diabetes mellitus. J Hum Nutr Diet. 2013;26: 111---25.