SISTEMA INMUNITARIO

Swipe to the left
SISTEMA INMUNITARIO
18 de febrero de 2021 1376 veces visto

La evidencia científica disponible en la actualidad, indica que el ejercicio regular es beneficioso para el sistema inmunológico y reduce el riesgo de contraer ciertos tipos de infección, como las infecciones del tracto respiratorio superior (URTI).5

La propia Organización Mundial de la Salud (OMS), apunta a que, la práctica deportiva ya sea moderada o vigorosa es beneficiosa para la salud. Concretamente, los adultos de entre 18-64 años deberían practicar al menos 150 minutos semanales de actividad física de intensidad moderada, o 75 minutos de actividad vigorosa, o alguna combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas. En beneficio de la salud cardiorrespiratoria, todas las actividades deberían realizarse en periodos de al menos 10 minutos.7

Se ha observado que la actividad física favorece a que las mucosas segreguen mayor cantidad de IgA, así como que el número de neutrófilos y monocitos circulantes aumente6.

La igA es una proteína que se encuentra en concentraciones elevadas en las mucosas del organismo, sobre todo en las del tubo digestivo y vías respiratorias y su función es combatir el ataque de las toxinas, virus y bacterias.

Por su parte, los neutrófilos son de los primeros tipos de células que acuden a una infección a combatirla, ingiriendo (fagocitosis) los microorganismos y liberando enzimas que los destruyen. Los monocitos eliminan diferentes microorganismos y restos de células mediante la fagocitosis y otra de sus funciones, es almacenar hierro.

Por otro lado, algunos estudios han demostrado que los deportistas, especialmente los que practican series agudas de ejercicios de resistencia, pueden tener un mayor riesgo de desarrollar infecciones, la llamada “teoría de la ventana abierta”8. La teoría de la "ventana abierta" describe la supuesta supresión a corto plazo del sistema inmunológico después de un episodio agudo de ejercicio de resistencia, que puede conducir a una mayor susceptibilidad a enfermedades de las vías respiratorias superiores (URI). Aunque muchos estudios han encontrado evidencia de una disminución en la función inmunológica después de un ejercicio intenso, estos estudios no han documentado los cambios en la función inmunológica pasadas 2 h después de la finalización del ejercicio. No está claro si estas funciones inmunes regresan a los niveles de reposo antes de una segunda sesión de ejercicio el mismo día4.

SISTEMA INMUNOLÓGICO FUERTE: NUTRICIÓN


Sin embargo, el ejercicio físico no es el único factor que influye en el sistema inmunitario, sino que existen múltiples circunstancias que afectaran al buen funcionamiento de las defensas. Alguno de estos factores son: estrés físico y psicológico, descanso (dormir 7-9 h2), microbiota3, nutrición, etc…


infisport-blog-sistema-inmune


La nutrición es un factor determinante de la capacidad inmunitaria. Todos los nutrientes son importantes, pero algunos resultan críticos para un mantenimiento óptimo de dicha capacidad. Como se describió en la anterior entrada al blog, donde se habló de dieta saludable, mantener una dieta variada y equilibrada es imprescindible para el rendimiento deportivo. Pero resulta especialmente interesante la inclusión de nutrientes antioxidantes, muchos de los cuales tienen también un carácter antiinflamatorio, para de esta manera poder equilibrar el balance celular entre niveles de oxidación e inflamación con los de las defensas antioxidantes. Así como nutrientes que modulen la permeabilidad intestinal, como la L-glutamina, evitando la inclusión de agentes patógenos.

SISTEMA INMUNITARIO Y ENVEJECIMIENTO


Finalmente, se ha evidenciado que la práctica de ejercicio físico es un factor protector frente al envejecimiento. La parte distal de los cromosomas, llamada telómeros, protegen la integridad del ADN. La longitud de los telómeros disminuye con el envejecimiento y esto contribuye a la senescencia celular. La evidencia reciente, respalda que la longitud de los telómeros de los leucocitos y las células del músculo esquelético, puede estar asociada positivamente con una vida sana y correlacionada inversamente con el riesgo de varias enfermedades relacionadas con la edad, como cáncer, enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes, dolor crónico y estrés. En estudios de observación, los niveles más altos de actividad física o ejercicio están relacionados con longitudes de telómeros más largas en varias poblaciones, y los atletas tienden a tener longitudes de telómeros más largas que los no atletas1.

En conclusión, la practica deportiva regular favorece un sistema inmunitario fuerte, así como un envejecimiento más sano y prolongada… y tú, ¿ya has entrenado hoy?.


Miguel Ángel Cervera I Licenciado en Farmacia - Graduado en Nutrición Humana y Dietética
Director Técnico de Infisport


Bibliografía:

1 Arsenis NC, You T, Ogawa EF, Tinsley GM, Zuo L. Physical activity and telomere length: Impact of aging and potential mechanisms of action. Oncotarget. 2017;8(27):45008-45019.

2 Hirshkowitz M, Whiton K, Albert SM, Alessi C, Bruni O, DonCarlos L, et al. National Sleep Foundation’s updated sleep duration recommendations. Sleep Health. 2015;1(4):233–243. 

3 Jäger R, Mohr AE, Carpenter KC, Kerksick CM, Purpura M, Moussa A, Townsend JR, Lamprecht M, West NP, Black K, Gleeson M, Pyne DB, Wells SD, Arent SM, Smith-Ryan AE, Kreider RB, Campbell BI, Bannock L, Scheiman J, Wissent CJ, Pane M, Kalman DS, Pugh JN, Ter Haar JA, Antonio J. International Society of Sports Nutrition Position Stand: Probiotics. J Int Soc Sports Nutr. 2019 Dec 21;16(1):62.

4 Kakanis MW, Peake J, Brenu EW, Simmonds M, Gray B, Hooper SL, Marshall-Gradisnik SM. The open window of susceptibility to infection after acute exercise in healthy young male elite athletes. Exerc Immunol Rev. 2010; 16:119-37.

5 Nieman DC. Risk of upper respiratory tract infection in athletes: an epidemiologic and immunologic perspective. J Athl Train. 1997;32(4):344–9.

6 Peake JM, Neubauer O, Walsh NP, Simpson RJ. Recovery of the immune system after exercise. J Appl Physiol (1985). 2017 May 1;122(5):1077-1087.

7 World Health Organization (WHO), Global recommendations on physical activity for health, World Health Organization (WHO). 2010. Disponible en: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/44441/9789243599977_spa.pdf?ua=1

8 Yousfi N, Bragazzi NL, Briki W, Zmijewski P, Chamari K. The COVID-19 pandemic: how to maintain a healthy immune system during the lockdown - a multidisciplinary approach with special focus on athletes. Biol Sport. 2020 Sep;37(3):211-216.